RESEŅA DEL CONVENTO DE LOS PADRES CARMELITAS DE SANTANDER

Los Carmelitas llegaron a Santander el 24 de Marzo de 1.900, estableciéndose provisionalmente en una casa del Paseo Viejo de Miranda (hoy Canalejas). Los fundadores eran los PP. Valentín Zubizarreta (más tarde arzobispo de Santiago de Cuba), Esteban y Juan Antonino y el Hno. Juan Mª. El 12 de Marzo de 1.901 pasaron al chalet de Dña. Matilde Arriola, en el Paseo de la Concepción (actualmente, Menéndez Pelayo), donde abrieron la primera capilla pública el 7 de Abril del mismo año, Domingo de Resurrección.

Adquiridos amplios terrenos en el Ensanche de las Vigarrias, entre la calle del Sol y la calleja de Arna (hoy, Francisco Palazuelos) a D. Leandro Hermosilla para la construcción de la residencia definitiva, la primera piedra de la iglesia fue colocada en solemne ceremonia -que presidió el Obispo Diocesano D. Vicente Santiago Sánchez de Castro- por Fr. Bernardo de Jesús, Arzobispo de Verápoly, en la tarde del 3 de Febrero de 1.903.

Un año después, el 23 de Abril de 1.904, era bendecido el templo; se inauguró con solemne triduo (del 24 al 26). El edificio fue construido bajo la dirección del arquitecto municipal, D. Valentín Ramón Lavín Casalís, con arreglo a los planos que firmaba su colega D. José Ramón Ortiz Portillo. Es de estilo neogótico, con tres naves, crucero, coro y tribunas a modo de triforio. Ocupa una superficie de 483,50 metros cuadrados, con una longitud de 32,30 m. y un ancho de 15,10. La nave central y el transepto cuentan con 15 m. de altura y las naves laterales tienen 4,80. La obra es de sillería solo en los pilares, el resto de ladrillo y revoco, madera de pino y hierro laminado. La fachada está retirada 6 m. de la alineación de las casas y la rasante se halla a 2,50 m. de altura sobre el nivel de la calle del Sol, salvándose el acceso con la existencia de escalinatas y plazoleta. La torre de campanas se completó con el cuerpo del reloj y la esbelta aguja en 1.924-25 según trazas de Lavín Casalís; pero, lamentablemente, la última hubo de ser derribada, por amenazar ruina, en 1.984.

El precioso púlpito de nogal, hoy desaparecido (aunque se conservan restos convertidos en ambón y sagrario del templo) era obra del eximio artista Saturnino López. Del mismo estilo neogótico, profusamente decorado, el excelente retablo mayor fue bendecido el 4 de Junio de 1.911; es obra del artista Ángel Terrero, que tenía su taller cerca del Carmen. Eran magníficas las imágenes de la Virgen del Escapulario (felizmente conservada), Santa Teresa y San José (destruidas en la Guerra Civil), las tres obra de Francisco Font en 1.904. No tenían menos mérito las del Cristo Crucificado, la Dolorosa y San Juan Evangelista (todas fenecidas en 1.936) que tallara el escultor de la Catedral Nueva de Vitoria, Emilio Molina, en 1.913. También son notables las de San Juan de la Cruz y San Elías, adquiridas a "Plata Meneses" de Bilbao en 1.911 (quizá del propio Molina) y el Crucifijo actual, labrado en 1.942 por Francisco de P. Gómara.

La completa y valiosa decoración pictórica del templo, constituida por diversas escenas angélicas trazadas directamente sobre los muros (hoy en parte tapadas), cuatro grandes lienzos con los Evangelistas de cuerpo entero y otros 20 circulares representando santos del Carmelo, fundadores de Ordenes Religiosas y señeras figuras de la Iglesia, fue realizada en 1.934-35 por el artista montañés Flavio San Román, completándose con dos enormes pinturas reflejando escenas de la vida de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz efectuadas después de mediados los años 50 por el carmelita Fr. Mauro de la Dolorosa. Aún existen algunas obras de arte más en la iglesia: las dos magníficas vidrieras de "Jesús de Teresa" y "La entrega del Escapulario a San Simón Stok" hechas por la especializada Casa Mauméjean de San Sebastián en 1.947, las de los dos reformadores del Carmelo elaboradas por el santanderino Piris hace pocos años, el gran relieve en madera con la entrega de la imagen del Niño Jesús de Praga a los Carmelitas por parte de la princesa Polyxena, debido al prestigioso artista local Andrés Novo en 1.955, etc. Y no se puede olvidar, aunque no se halle al culto, la maravillosa efigie de la Virgen del Carmen que preside la magna procesión del 16 de Julio desde 1.923, obra de Francisco Font, ni su espléndido juego de coronas, aureola y cetro, perfecto conjunto de la más rica orfebrería debido al maestro Ginabreda en la segunda mitad de los "felices años 20".

La Comunidad es priorato desde Abril de 1.921. La iglesia fue elevada a la categoría de templo parroquial por el Obispo D. José Mª Cirarda Lachiondo, en solemne ceremonia celebrada el 1 de Enero de 1.970, con el nombre de "Parroquia de Nuestra Señora del Carmen y Santa Teresa". Ha sido escenario de muchos acontecimientos de gran calado espiritual y en ella existen diversas congregaciones, destacándose por su magnitud y por pertenecer a la familia carmelitana propiamente dicha las siguientes: -Cofradía de la Virgen del Carmen, que en algunos momentos ha llegado a tener 9.000 socios y delegaciones en muchos pueblos de la provincia. Fundada en 1.913, organiza tradicionalmente los solemnes cultos del mes de Julio (Novena, Rosario de Aurora, Ofrenda de Flores de las Cármenes, Procesión) y Noviembre (Novena de Difuntos), así como su función mensual de los Terceros Domingos. Muchas de las obras de arte que el templo atesora se deben a su generosidad.

-Orden Seglar del Carmen Descalzo (antigua Orden Tercera). Creada el 20 de Noviembre de 1.921, sigue desarrollando en el día de hoy una intensa espiritualidad a través de sus reuniones y cultos, organizando públicamente los novenarios de Santa Teresa (en Octubre) y San Juan de la Cruz (Diciembre).

-Archicofradía del Niño Jesús de Praga, fundada en 1.922, y

-Pía Unión de Santa Teresita del Niño Jesús, erigida en 1.930.

Cuenta, además, con servicios parroquiales como Catequesis Infantil y de Confirmación, Cáritas, Pastoral de Mayores... También ha acogido a diversos grupos juveniles y de oración, a uno de la Legión de María que ya es veterano en la casa, a la Hermandad Penitencial de la Inmaculada y San Luis Gonzaga (fundada en 1.944 pero residente en esta iglesia desde 1.979) que organiza el Triduo a la Inmaculada Concepción y varias procesiones de Semana Santa, con cinco artísticos "pasos", etc.

Francisco Gutiérrez Díaz

Ir a la página principal